Fecha de Publicación: 25/04/2014 - Nombre de tema: NOTICIAS CIENTIFICAS.

ESPECIFICACIONES Y PRESENTACIÓN
DE UN CASO DE ULTRASONIDO Y CAVITACIÓN.
compartir en facebookcompartir en twitter



Consideraciones Generales:

Dentro de los equipos de electromedicina el ultrasonido (US)
es uno de los más usados, tanto en los tratamientos de rehabilitación como en los de estética. Desde el siglo pasado, los encontramos en el mercado con modelos y presentaciones diferentes. Los hay con un cabezal ó dos, con cabezales de mayor o menor tamaño, con emisión de frío o de calor, de
1 Mhz ó de 3 Mhz de frecuencia.


Se entiende por US a toda onda mecánica cuya frecuencia es superior a la capacidad auditiva del ser humano. Estas ondas mecánicas son vibraciones que se producen a través de un material piezoeléctrico, llamado transductor, que se encuentra dentro del cabezal. Al transductor se le aplica una corriente, y así transforma la energía eléctrica en mecánica, de igual frecuencia a la energía aplicada. A esto se le llama fenómeno de resonancia.

Esa frecuencia significará la cantidad de veces que va a oscilar este material (transductor) por segundo. Entonces tendremos aquellos que lo hacen un millón de veces por segundo (1 Mhz), tres millones de veces por segundo (3 Mhz) ó 40.000 veces por segundo (40 Khz).

Las vibraciones mecánicas generadas producen ondas de presión acústica de diferentes longitudes. La longitud de la onda es inversamente proporcional a la frecuencia, esto significa que a menor longitud de onda, mayor frecuencia. Por lo tanto los ultrasonidos de 3 Mhz tendrán menor longitud de onda y por ende menor profundidad de alcance. Estos son los usados en medicina estética para el tratamiento del tejido celular subcutáneo (TCSC) sin producir efecto a niveles más profundos (músculo, periostio), quedando la energía absorbida en los sitios que deseamos tratar, en este caso el tejido adiposo.

Los efectos ocasionados en el tejido tratado son: Térmicos (aumento de la temperatura del área tratada), cambios Químicos y Mecánicos. Consideremos además que los ultrasonidos de mayor frecuencia (3 Mhz) producen mayor efecto térmico, con aumentos significativos a nivel circulatorio en las áreas de tratamiento.

La forma de emisión puede ser continua o pulsada. En ésta última se interrumpe la emisión ultrasónica durante un tiempo determinado, anulando así el efecto térmico y pudiendo ser utilzado en los casos donde no es conveniente aumentar la temperatura de la zona.

CAVITACIÓN

Otro de los efectos conocidos de los ultrasonidos es la “cavitación”. Este fenómeno físico es la formación de burbujas en los líquidos por acumulación de los gases disueltos. La tensión superficial de las burbujas es modificada por la oscilación rápida de cambios de presión, lo que produce el colapso de las mismas, con la consecuente liberación de energía.

El fenómeno cavitacional es poco conocido aún y supondría además la ruptura de las membranas plasmáticas de los adipositos por una deformación controlada y repetida de las células (debido a la resonancia que las lleva a implosionar) con la sucesiva liberación del contenido de los mismos (triglicéridos). La cavitación per sé es una consecuencia directa del efecto mecánico del ultrasonido, razón por la cual se establece entre ambos una relación lineal: a mayor efecto mecánico, mayor cavitación.

De todas maneras, la cavitación puede ser estable ó inestable.

Cavitación Estable:
es la producida por cualquier US, formando burbujas en los líquidos por acumulación de gases que están disueltos en el medio.

Cavitación Inestable:
es cuando estas mismas burbujas colapsan y liberan grandes cantidades de energía.

En este sentido, un Ultracavitador es, entonces, aquel equipo emisor de ultrasonido con determinadas características que permite generar cavitación Inestable intratisular. Consideremos además que: a menor Frecuencia, mayor cavitación y a mayor Potencia, mayor cavitación.

EQUIPOS

Hoy encontramos en el mercado ultrasonidos de 3 Mhz con altas potencias (por ejemplo, 30 watts) y otros equipos con una densidad de potencia de 3 watts/cm2 y de muy bajas frecuencias 40 Hhz.



PRESENTACIÓN DE UN CASO: TRATAMIENTO ESTÉTICO.


DIAGNÓSTICO:

Se trató a una paciente sana, de 38 años de edad, sin patologías hepáticas, renales ni Dislipemia, que deseaba mejorar el aspecto de su cuerpo sin tener que recurrir a cirugías. Había realizado varios tratamientos para celulitis antes,
sin resultados satisfactorios.

Manifestaba mucho dolor en zona trocantérea y edema cíclico de los miembros inferiores, que se agravaba al final de la tarde debido a su trabajo de chef,
donde permanece varias horas de pie.

TRATAMIENTO:

Se le propuso un tratamiento con una frecuencia de dos veces semanales en un comienzo y de una vez por semana en una segunda y última instancia.
Además se recomendó dieta sana, ejercicio físico basado en caminatas diarias de 30 minutos, abundante ingesta de agua pre y pos tratamiento, ejercicio aeróbico de 45 minutos en cinta de caminar el mismo día de tratamiento y el uso diario de medias de compresión suave.

En el trabajo que presentamos hemos utilizado un equipo nacional de 3 Mhz de frecuencia con 30 watts de potencia, en modo de emisión pulsada, marca TFK. Además, usamos un equipo de Radiofrecuencia (RF) INNOVATER de Meditea. (Resistivo). Las primeras 6 sesiones fueron enfocadas para el tratamiento de su fase edematosa, efectuándose dos sesiones semanales: una con Drenaje Linfático Método Vodder (DLMV) y otra con RF, ultrasonido de alta potencia TFK más presoterapia secuencial de 26 canales (pantalón con sistema de tejas).

Las 6 sesiones siguientes fueron de una vez por semana y se indicó seguir con el ultrasonido de alta frecuencia y luego DLMV de abdomen y miembros inferiores.

OBSERVACIONES:

- La paciente no manifestó dolor ni molestias posteriores de la zona tratada.
- Tras realizar el tratamiento, la piel mostró un suave enrojeci miento y aumento leve de la temperatura, que desapareció espontáneamente en poco tiempo .
- Hubo aumento de la micción durante 24 hs. posteriores a la sesión.
- Mejora considerable del dolor, del edema cíclico y de la sensación de pesadez en los miembros inferiores.

RESULTADOS:

Se realizaron un total de 12 sesiones con resultados altamente satisfactorios, desde el punto de vista estético y sintomatológico.

Se le propone a la paciente continuar con un plan de mantenimiento quincenal (ultrasonido y DLMV) y seguir con actividad física, dieta sana y prendas de compresión de uso diario, que continúa hasta la fecha.




LIC. MARIA DEL ROSARIO PINEDA


• Licenciada en Kinesiología y Fisiatría
• Mat. Prov. 982/2.



Ver Noticias Científicas
 
TEMAS RELACIONADOS
No hay temas relacionados.






Sr. Profesional:
Ahora usted tiene la posibilidad de brindarnos sus opiniones y consultas a través de este medio. Consideramos su aporte muy valioso para continuar con el crecimiento de nuestra institución.
Por este motivo, rogamos que su intervención se mantenga siempre dentro de los parámetros del respeto y la tolerancia, ya que los comentarios que se publiquen serán moderados y monitoreados por un responsable designado por el Colegio. Ante cualquier duda puede comunicarse a: administracion@colegiokinesiologos.com