Fecha de Publicación: 24/04/2017 - Nombre de tema: NOTICIAS CIENTIFICAS.

Entrevista a Julio Taborra
KINESIOLOGÍA, DISCAPACIDAD Y DEPORTES.
"Dos experiencias y un análisis crítico de la kinesiología deportiva en nuestro país".
compartir en facebookcompartir en twitter



En el 2015 nuestro Colegio tuvo la oportunidad de entrevistar al Lic. Julio Taborra, kinesiólogo de la selección argentina de Rugby Sordos y creador y presidente de la Asociación Civil “Los Pececitos”, quien nos contó su experiencia personal y profesional en relación al trabajo de un kinesiólogo en el área de discapacidad y deportes.


En esta nueva ocasión el licenciado nos comparte cómo fue progresando su trabajo en relación a la selección argentina de Rugby Sordos y la Asociación Civil “Los Pececitos”. Particularmente, con gran orgullo y entusiasmo nos relata sus dos últimas grandes experiencias con estos dos grupos. Por un lado, un certamen pre olímpico en Río de Janeiro donde, junto a un equipo interdisciplinario, estuvieron acompañando a un nadador que fue convocado para la competencia; por otro lado, un encuentro nacional de la Selección Argentina de Rugby Sordos con el equipo de Nueva Zelanda All Blacks sordos. De este modo, manteniendo el foco en el trabajo profesional del kinesiólogo en el área de deportes y discapacidad, Julio Taborra comparte su experiencia hilando un análisis crítico acerca del rol del kinesiólogo en el ámbito deportivo en el contexto socio económico actual de nuestro país.

¿Cómo fue tu experiencia en Río de Janeiro?



El año pasado uno de nuestros nadadores de “Los Pececitos” fue convocado para participar de un certamen pre olímpico en Río de Janeiro. Desde Diciembre del 2015 a mediados de abril, que es cuando fuimos a Rio de Janeiro, comienzo a trabajar como entrenador y kinesiólogo de agua, interdisciplinariamente con un kinesiólogo de consultorio, un nutricionista y un psicólogo. Todos siempre en la misma escala de jerarquía.

De esta experiencia internacional, además de habernos codeado con Alemania, Rusia, Cuba, Estados Unidos, España, Suecia, Japón, pude notar una diferencia fundamental que se observa en relación a los equipos de otros países: el rol del Estado. En la mayoría de los países, el Estado asume un rol activo en el apoyo de sus deportistas. Por ejemplo, en el equipo interdisciplinario de Argentina trabajamos ad honorem por falta de presupuesto. Otra cosa que en Argentina no ocurre y a la que se le da mucha importancia en otros países es el tema de la especificidad, por ejemplo, no sólo tienen un médico, sino que tienen un médico deportólogo, traumatólogo o especializado en esta área. Y este tipo de cosas ocurre cuando un Estado está más bien ausente. Por eso cuando vos miras la tabla de resultados de los juegos panamericanos o los juegos olímpicos, Argentina en general está abajo. Nosotros recién hace poco tenemos el postgrado de deportología, o sea, venimos un poco atrasados.

Otra cosa que pude observar en Río de Janeiro es la infraestructura, por ejemplo, cuentan con una sala de masajes para los kinesiólogos con las herramientas necesarias para hacer el precalentamiento antes de la competencia o el trabajo regenerativo luego de la misma.

¿Qué crees que hace falta para que Argentina logre ponerse a la par de otros países en materia de kinesiología deportiva?



La carrera de kinesiología es una carrera relativamente nueva y creo que aún no se encuentra del todo valorizada. La gente no tiene tanto problema en pagar $500 una consulta con un médico pero sí es más reticente con un kinesiólogo, cuando éste también se tuvo que formar mínimo 5 años, digo mínimo porque es lo que dura el cursado, también está la tesina, los postgrados…

Y creo que aquí el Colegio debe seguir trabajando para que la carrera continúe ganando prestigio. Me parece muy bueno, por ejemplo, la entrega de becas para investigación, incursionar en ésta área para que nuestro trabajo vaya teniendo progresivamente un aval científico, es decir tener fundamentos teóricos: qué hacemos, por qué lo hacemos.

Y en relación a la kinesiología y el deporte, creo que en todas las instituciones deportivas debería haber un kinesiólogo, y en este punto también juega un rol importante el Colegio. Políticamente el Estado, el Colegio debería intervenir de alguna forma para que el kinesiólogo pueda hacer este trabajo y sea remunerado como corresponde. Así como en los centros de estética se impuso una norma que establece que un espacio de este tipo debe tener al menos un kinesiólogo para poder habilitarse, creo que lo mismo debería ocurrir en el área deportiva. Muchos lo hacemos gratuitamente, como hago yo con el rugby, porque es complicado para muchos lugares por una cuestión económica, de presupuesto.

¿Cómo fue tu experiencia con la Selección de Rugby y los All Blacks?



Fue un test match, es decir, una medición de potencias mundiales. Acá mi rol es específicamente de kinesiólogo, en “Los Pececitos” soy presidente, entrenador y kinesiólogo, por una cuestión de presupuesto. A mí me gustaría tener un entrenador, pero la realidad es que es una inversión que en este momento no puedo afrontar como asociación.

Lo más complicado de esta experiencia fue que los chicos eran sordos y además, hablaban en inglés, así que tuvimos que conseguir un intérprete en inglés. De todas maneras pudimos charlar con el staff de los All Blacks y vimos que el kinesiólogo trabaja para el equipo todo el día. Su trabajo ya arranca desde el entrenamiento, no está sólo en el partido, se fija qué van a entrenar, cómo van a entrenar, chequea si hay algún dolor, alguna molestia y trabaja específicamente sobre éstas. Si no tiene que tratar a nadie está en el entrenamiento y observa, corrige posturas, etc. Asume un rol activo y preventivo junto al entrenador, a quien también orienta en tema de ejercicios para cuidar la postura, evitar lesiones, molestias, etc. Y gracias a este trabajo actualmente las tasas de lesiones en los jugadores son principalmente por golpes en los partidos, es decir traumatologías puntuales que surgen a partir de un golpe.

Otra cosa que pude observar es que en lo que son las herramientas y materiales que utiliza el kinesiólogo para su trabajo, vendas y ese tipo de cosas, estamos bastante parejos con el equipo de Nueva Zelanda. La única diferencia nuevamente es el presupuesto, nosotros tendemos a economizar en el uso de materiales, ellos por ejemplo, te usan el tapping para todo, nosotros según el caso usamos uno u otro tipo de vendaje por ser más económico.

¿Qué te gustaría lograr como kinesiólogo en tu área de trabajo?

Me gustaría pertenecer al staff de la Selección argentina de natación para poder representarlos en los juegos olímpicos, me gustaría que en lo que es juegos olímpicos o paraolímpicos Argentina tenga aunque sea un representante en cada deporte.

Ahora a nivel provincial se estableció que va a haber ocho evaluadores en discapacidad funcional. Dentro de los evaluadores hay un área técnica y un área médica. En el área médica puede haber evaluadores médicos o evaluadores kinesiólogos.

Yo tengo el curso hecho en la parte de natación y estuve participando como evaluador a nivel nacional. Le estamos dando toda una movida a nivel provincial y creo que el Colegio también podría intervenir aquí, se me ocurre por ejemplo, cediendo el espacio para dar los cursos dentro del Colegio, buscarle la vuelta. Creo que está bueno poder difundir que existen otras áreas de trabajo además del consultorio, si bien hay referentes a nivel nacional, son muy pocos los kinesiólogos que trabajan en el área de deporte y discapacidad y creo que estaría bueno poder difundir un poco más desde el Colegio, otorgar becas, etc.

Me parece también que hay que buscar alguna forma de llegar a un acuerdo con las obras sociales para encontrar algún módulo deportivo, nomenclar algunas cosas que contemplen este trabajo, kinesiología deportiva. Todavía estamos peleando para que las obras sociales tengan en su cartilla la hidroterapia, si bien la mayoría la tienen. Y es todo un tema por el que hay que seguir luchando, para que los profesionales no lo tengan que hacer gratuitamente.

¿En qué consiste la Clínica de Natación adaptada que harán a fines de junio?


La Clínica de Natación adaptada es una presentación a la sociedad para los deportistas, familiares y profesores interesados. La idea es que el mundo conozca esto, después también va a haber charlas más específicas para profesores y deportistas con discapacidad de medio y alto rendimiento. Mediante la Clínica queremos también hacer hincapié en que no sólo existe la rehabilitación de la persona con discapacidad, sino también su inclusión a la sociedad mediante el deporte. Esto es principalmente lo que pregona “Los Pececitos”, es decir, no sólo hacer la rehabilitación para recuperar la marcha, por ejemplo, sino también asumir el rol social de incluirlo a la sociedad, en nuestro caso mediante el deporte, de la parte educativa se encarga la escuela. O sea, el deporte es la excusa para que cada chico se pueda reinsertar más autónomamente en la sociedad.

¿Cómo evolucionó “Los Pececitos” en relación al año pasado?

Los Pececitos tienen de lista 40 chicos, prácticamente hemos duplicado la cantidad que teníamos el año pasado. Hemos abierto otras áreas también, tenemos la parte de ambientación, seguimos con la escuelita, con el equipo de pre-competencia y competencia (muchos de los chicos están haciendo doble turno), se abrió un espacio de atletismo y otro de ciclismo con profesores nuevos. Este año pudimos conseguir 5 bicicletas adaptadas para continuar fomentando este deporte, todo lleva mucho esfuerzo y búsqueda de fondos. En general el Colegio siempre colabora.

Para finalizar el Lic. Taborra destacó nuevamente la importancia de la presencia del kinesiólogo dentro del área deportiva, haciendo hincapié en que en toda institución deportiva competitiva debería haber un kinesiólogo y que éste debe asumir un rol activo, es decir, no esperar que haya una lesión para intervenir. “Y este rol va de la mano de la parte económica, hay que invertir en un kinesiólogo para ver resultados buenos. Esa es la diferencia que encontramos a nivel internacional, el rol del kinesiólogo va de la mano del entrenador, del preparador físico y del médico. Y tiene que estar remunerado de la misma manera que los otros integrantes del staff.

Me gustaría que el kinesiólogo pueda estar en la misma escala de valoración que el técnico y el médico, con un rol activo y a veces por las dudas si alguien se golpea.”, concluyó.


AUTOR:
Área Comunicación


Ver Noticias Científicas
 
TEMAS RELACIONADOS
No hay temas relacionados.






Sr. Profesional:
Ahora usted tiene la posibilidad de brindarnos sus opiniones y consultas a través de este medio. Consideramos su aporte muy valioso para continuar con el crecimiento de nuestra institución.
Por este motivo, rogamos que su intervención se mantenga siempre dentro de los parámetros del respeto y la tolerancia, ya que los comentarios que se publiquen serán moderados y monitoreados por un responsable designado por el Colegio. Ante cualquier duda puede comunicarse a: administracion@colegiokinesiologos.com