Fecha de Publicación: 24/04/2017 - Nombre de tema: NOTICIAS CIENTIFICAS.

¿QUÉ ES LO QUE SABEMOS DE QUIROPRÁXIA?
compartir en facebookcompartir en twitter



Mucho se habló, se habla y se sigue hablando con respecto a esta noble profesión. A veces se habla con conocimiento, a veces desde el desconocimiento. Llama la atención que sean los mismos profesionales de la salud (incluidos Kinesiólogos) sus principales detractores. Pero, ¿Qué es Quiropráxia o Quiropráctica?


La definimos como arte, ciencia y filosofía vitalista, cuyo objetivo, como profesión de contacto primario de la salud, es detectar, analizar y corregir subluxaciones vertebrales. Es arte porque el Quiropractor necesita de esta habilidad tan particular para poder detectar y corregir esas Subluxaciones. Es ciencia porque se nutre de áreas que estudian científicamente el cuerpo humano, tales como anatomía, fisiología, neurología, histología, etc. Y es filosofía porque su objeto de estudio y su manera de ver la salud le son propias, y difieren completamente del resto de las profesiones sanitarias.

Tal como lo manifiesta en un escrito de forma muy elocuente el Dr. Jorge Campos (Quiropráctico Chileno), utilizamos terminología diferente del resto de las profesiones de la salud, y como ejemplos podemos citar:

Ajuste Quiropráctico Específico: significa que no es una manipulación lo que hacemos, sino que aplicamos una fuerza sobre la vértebra del paciente que es específica, controlada, sutil y segura.

Subluxación: término que indica que una vértebra ha perdido su normal posición y función, lo que hace que el neuroforámen se ocluya, comprimiendo así a la raíz nerviosa emergente, interfiriendo en el normal flujo neurológico e impulsos mentales que el cerebro manda al cuerpo y que desde éste último retornan al primero.

Cuidado Quiropráctico, ya que lo que realizamos no es un tratamiento, porque la Quiropráxia no trata síntomas, ni signos, ni enfermedades; solo detecta, analiza y corrige subluxaciones). La filosofía de nuestra profesión enfatiza en la posibilidad que tiene nuestro cuerpo de curarse por sí mismo. El Cuidado Quiropráctico regular potencia la acción de nuestro sistema nervioso central, principal regulador y controlador de todo nuestro organismo, de esta forma nuestra calidad de vida aumenta, ya que mejoran nuestras funciones orgánicas. Además la palabra “tratamiento” o “terapia” implica que, una vez que desaparecen los síntomas y signos de la enfermedad, el paciente ya no tiene que hacer más nada, puesto que no está enfermo. El Cuidado Quiropráctico es para toda la vida, como lo es el Cuidado Odontológico, la diferencia radica en el hecho de que a las piezas dentarias podemos cambiarlas, a las vértebras, no!

Otras de las palabras que utilizamos es Listado, y no diagnóstico, lo que sugiere un término médico. Los listados son algoritmos que usamos para establecer sistemas de referencia en lo que a subluxación respecta, y si establecemos un listado específico, cualquier Quiropractor del mundo sabrá qué posición tiene esa vértebra, qué tenemos que usar para ajustarla, e incluso cuáles serán los puntos de contacto para corregir ese problema.

Bien, lo anterior refleja aspectos básicos del lenguaje que normalmente utilizamos Quiropractores y las personas que asisten a nuestros centros. La educación del paciente y sus familiares en el lenguaje de la Quiropráxia también forma parte de nuestro trabajo.

La Quiropráxia en nuestro país
La Quiropráxia no existe como profesión en nuestro país, es decir, no posee regulación por parte del Ministerio de Educación y Salud (a pesar que desde el año 1988 la OMS la reconoce como profesión separada y distinta). Actualmente podemos ejercerla siempre y cuando poseamos título de grado de Kinesiólogos, Fisioterapeutas, Terapistas Físicos y Médicos, aunque, y vuelvo a repetir, la Quiropráxia es una profesión de contacto primario de la salud que difiere completamente de la Kinesiología y la Medicina.

Algunos Colegios Profesionales se toman la atribución de registrar las especialidades reconocidas por la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación de Universidades, dependiente del Ministerio de Educación de la Nación) y engloban a la Quiropráxia dentro de lo que sería una Postgrado de la Kinesiología, el espíritu de esta creación se remonta a los comienzos de formación específica de los Kinesiólogos. Si bien el Colegio Profesional de Kinesiólogos no es una entidad formadora ni registradora de especialidades, desde la misma Institución se crea un libro para ordenarlas con el fin de que los profesionales podamos contar con un registro de especialidad, siempre y cuando presentemos ante la autoridad competente los avales que corresponden. De esta forma hasta se normatizan las diferentes publicidades que los colegas habían comenzado a hacer en diferentes medios a tal fin.

En resumen, las Universidades pueden crear especialidades para Kinesiología pero luego deben pedir autorización a la CONAEU. Cualquier profesional puede cursar la especialidad correspondiente y una vez terminada la carrera el Instituto le otorgará el título de “Especialista en…”. Todo esto está avalado por el artículo 14 de la Constitución Nacional. Ahora bien, como cualquiera puede enseñar y cualquiera puede aprender, el límite en el ejercicio profesional lo pone el Ministerio de Salud de la Nación a través de las Leyes de Ejercicio Profesional y de Incumbencias Profesionales (Ley 24317 y Ley 17132, Ejercicio de la Medicina Odontología y Actividades Auxiliares), y la Ley Provincial número 13437, que regula el Ejercicio Profesional de los Kinesiólogos. También hay que decir que existen en la actualidad Doctores en Quiropráxia recibidos en el extranjero que ejercen la profesión Quiropráctica en nuestro país.

Ahora bien, la ley es clara en este sentido y el Ejercicio Legal de la Profesión Kinésica contempla y abarca a la Quiropráxia dentro de la Kinesiología. En otros países la Quiropráxia es reconocida oficialmente de manera autónoma, separada de otras profesiones. En Argentina, esta situación está tratando de ser solucionada por colegas que residen en Buenos Aires, cuya Fundación ha presentado los expedientes que hacen falta para aprobar la carrera.
Actualmente en Capital Federal no hay Ley de Colegios (la matrícula profesional que se otorga es nacional) y las carreras Universitarias deben ser creadas por el Consejo de Universidades del Ministerio de Educación, situación que probablemente explica el por qué no existe todavía como profesión la Quiropráxia en el país.

Corrientes quiroprácticas
Por otro lado, y ya teniendo en cuenta cómo se forma un Quiropráctico, existen diferentes corrientes Quiroprácticas que se enseñan en nuestro país a cargo de diferentes Asociaciones. Algunas son de formación más estricta (Quiropráxia Straight), centradas en la Subluxación Vertebral, en donde el Quiropractor únicamente detecta, analiza y corrige subluxaciones vertebrales. Otras poseen diferentes enfoques terapéuticos (Quiropráxia Mixer), y hasta incluso prescriben medicamentos (esto ocurre en países en donde el Quiropráctico puede, por formación e incumbencia profesional, prescribir medicamentos), siendo el procedimiento Quiropráctico una forma más de abarcar y tratar al paciente, y digo tratar porque se establece un diagnóstico médico Quiropráctico en base a los síntomas y signos de la enfermedad de turno, y se instala el tratamiento que va, desde la prescripción de medicación, fisioterapia y ejercicios, hasta el ajuste Quiropráctico.

Recorrido y aval científico
La ACA (American Chiropractic Asociation) acaba de publicar trabajos científicos que avalan y certifican la seguridad y eficiencia que posee la profesión y sus procedimientos en niños y sus cambios en su calidad de vida. Millones de personas a lo largo del mundo utilizan el Cuidado Quiropráctico diariamente, reportando un gran porcentaje de satisfacción con los resultados obtenidos.
La profesión posee 115 años de literatura, estudios, creación de diferentes universidades a lo largo del mundo, con los estándares más elevados desde el punto de vista educacional, con inmensa cantidad de horas de práctica, lo que la transforma en la tercera profesión de contacto primario de la salud, luego de Medicina y Odontología.

“La sanación viene desde el interior, no del exterior. No se puede evitar que la sanación ocurra (sin embargo su expresión puede ser obstruida) ni puede ser lograda por nada ni nadie del exterior; el cuerpo sana desde adentro, nosotros solamente tenemos que remover los obstáculos para la sanación que han sido creados por el hombre, su mente, su cuerpo, y su medio ambiente. El trabajo de todos los doctores es remover los obstáculos para la sanación, el alópata con sus antibióticos, el cirujano con su bisturí, el psicólogo y el psiquiatra con mecanismos mentales, y el Quiropractor por la reducción y corrección de subluxaciones vertebrales”. Fred Barge.



DD Palmer (1) creador de la Quiropráxia. BJ Palmer (2) y Clarence Gonstead (3). (desarrolladores de la Quiropráxia).



AUTOR:
Lic. Luciano Pomilio - MP: 457
Kinesiólogo, Fisioterapéuta. Quiropractor.


Ver Noticias Científicas
 
TEMAS RELACIONADOS
No hay temas relacionados.






Sr. Profesional:
Ahora usted tiene la posibilidad de brindarnos sus opiniones y consultas a través de este medio. Consideramos su aporte muy valioso para continuar con el crecimiento de nuestra institución.
Por este motivo, rogamos que su intervención se mantenga siempre dentro de los parámetros del respeto y la tolerancia, ya que los comentarios que se publiquen serán moderados y monitoreados por un responsable designado por el Colegio. Ante cualquier duda puede comunicarse a: administracion@colegiokinesiologos.com