Fecha de Publicación: 12/12/2014 - Nombre de tema: NOTICIAS CIENTIFICAS.

Sao Pablo:
Reportaje al Dr. Ruy Martinez Allende
sobre los fundamentos del método Vodder.
compartir en facebookcompartir en twitter



1. ¿Qué es y qué no es el drenaje linfático manual?

El DLM es una técnica que debe definirse a través de sus objetivos, y éstos corresponden a la estimulación de todas las funciones del sistema linfático. Ahora bien, ¿cuáles son estas funciones? Tradicionalmente se dice que la principal función es la de transporte y filtro de linfa, esta es una visión antigua y aceptada universalmente, pero personalmente creo que no es así.

La visión de Vodder, que es una visión de Starling a través de las ideas de Bernard (que presenta al organismo como un gran regulador homeostásico del medio interno), es la de un gran acuario donde las células son los peces y el agua, el medio donde las células viven. Así, la principal función del sistema linfático es la regulación de la calidad de ese ambiente vital. Las funciones de transporte y filtro, a las cuales hoy agregamos la de producción de linfa, son medios subsidiarios de esas otras funciones.

Hacia mediados de la década de los sesenta comienza a comprenderse que el sistema linfático ofrece un sustrato anatómico al desarrollo de la respuesta inmunológica.

De modo que esas serían las funciones del sistema linfático: regulación homestásica intersticial y participación de la respuesta inmunológica. De esta menera, el DLMV viene a estimular estas funciones, y así es como Vodder lo entendía.

El problema es que cuando el sistema linfático falla se produce el linfedema, el linfedema de los miembros, especialmente, como una de las tantas formas de insuficiencia linfostática.

En este sentido, el tratamiento de la insuficiencia linfostática se torna la principal aplicación del DLM.

2. ¿Por qué considera que el método Vodder es más eficaz que otros procedimientos?

El método Vodder responde a los principios anatómicos y fisiopatológicos del sistema linfático. El gesto Vodder tracciona la piel y a través de dicha tracción transmite un impulso a las células endoteliales que se separan permitiendo la primera fase de la producción de la linfa.

El DLM no es una técnica de presiones, sino de tracciones. Esto tiene una excepción en el DLMV del abdomen profundo, pero puede entenderse así como principio general.

La simple compresión de un miembro edematoso, supongamos con una manga o una bota, exprime al miembro, conduce el líquido a través del intersticio, no por el interior de los vasos linfáticos. Esto tiene muchas implicancias, pero quizá las más importantes son que simplemente desplaza el edema a otros territorios y no permite el ingreso del ácido hialúronico al sistema vascular linfático. El metabolismo del ácido hialurónico está en el centro de la renovación tisular y el sistema linfático juega un papel protagónico, con el que el método Vodder contribuye.

3. ¿Qué requisitos debe reunir un DLM para considerarse bien hecho?

La principal condición es que la indicación del DLM debe ser correcta, para eso el diagnóstico, es decir la interpretación de la alteración que se debe corregir, debe ser correcta. Luego la aplicación técnica debe ser apropiada y de la suficiente intensidad. Si no se dan esas tres condiciones: diagnóstico, indicación y aplicación apropiadas, sólo por casualidad se hará bien el tratamiento.

4. ¿Cuáles son las contraindicaciones de un DLM?

Primero las indicaciones: los edemas periféricos, es decir los de origen linfático y venoso.

Ahora las contraindicaciones: los edemas centrales, es decir aquellos en los que los órganos que fallan en forma primaria no son los linfáticos ni las venas, sino el corazón, el hígado, los riñones, la tiroides, etc. En todas estas circunstancias puede haber contraindicación o no, pero claramente, no hay indicación. Quien tiene insuficiencia renal necesita un transplante, no un drenaje.

5. ¿Qué precauciones se deben tomar durante el procedimiento profesional?

Las precauciones normales de todo acto terapéutico. Ser sensible al dolor, al malestar del paciente. El DLMV no produce ni debe producir dolor o malestar alguno. Y deben respetarse las contraindicaciones, naturalmente. Hecho de esa manera, por un profesional adecuadamente entrenado, el DLMV es una práctica satisfactoria y segura.

6. ¿Qué precauciones debe tener el paciente durante el tratamiento?

La principal cuestión que debe atender el paciente es la elección del profesional. No se trata de una cuestión de títulos sino de adecuada formación. Pero esto es como cualquier proceso de elección, uno puede usar diferentes métodos, y criterios. Quizá la recomendación sea el mejor.

7. ¿Qué otros procedimientos se pueden implementar durante el tratamiento con el método Vodder?

El DLMV puede asociarse con cualquier tratamiento que comparta sus principios fisiopatológicos. Si se realiza simultáneamente una actividad que provoque congestión, el DLMV no tendría sentido.

8. ¿Cuántas sesiones se recomiendan?


Depende de la indicación. En estética facial se puede hacer un drenaje breve en cada sesión. En estética corporal generalmente se indican 10 sesiones que luego se irán ajustando según la evolución de la paciente. En los post-quirúrgicos se acompaña el proceso de recuperación hasta que se juzga que se ha completado satisfactoriamente.

En linfedema el DLM forma parte de la TDC (terapia descongestiva completa). La TDC incluye el DLMV, pero también vendajes multicapa, ejercicios, cuidados de la piel y educación al paciente. Cada uno de esos elementos es importante para el éxito terapéutico, cada uno cumple un rol.

Normalmente se indica una fase intensiva de reducción que suele durar un mes, y luego una fase de mantenimiento. La fase intensiva exige una o dos sesiones diarias, muchas veces con el paciente internado en una clínica especializada. La fase de mantenimiento se realiza desde el hogar, cobran preponderancia los autocuidados y los pacientes concurren periódicamente (una vez por semana, cada quince días, una vez por mes) a la consulta y control.

9. ¿Podría detallar paso a paso el método Vodder?

Lamentablemente no puedo pasarte las secuencias paso por paso. No tienen ningún valor per se, sino apenas como guía, como orientador para un terapeuta formado apropiadamente. Para esto se requiere tiempo, perseverancia, paciencia, como el desarrollo de cualquier habilidad. Sólo la práctica hace al maestro, pero un buen maestro puede hacer el proceso mucho más agradable y eficiente.



CON RESPECTO A LA METASTIZACIÓN Y EL DLMV


Si bien tradicionalmente se ha dicho siempre que DLMV está contraindicado en situaciones cáncer porque puede incrementar el riesgo de metastización, hoy se considera que esto es erróneo. El DLMV no es un factor de riesgo en el proceso de metastización.

La metastización es un fenómeno complejo que exige primero la aparición de células displásicas, cancerosas en un tejido. La metástatasis consiste en el desprendimiento de dichas células, su migración y anidación en un tejido distante. Se trata de un fenómeno complejo, que exige un montón de condiciones. Por ej. las células tumorales deben desprenderse, deben romperse las uniones que las mantienen fijas a otras células. Luego deben poder moverse, no todas pueden, y deben poder atravesar la membrana basal que rodea los epitelios y endotelios. Debe poder desplazarse a través de los tejidos, invadir los vasos linfáticos, los vasos sanguíneos, diseminarse a distancia eludiendo en todo momento los controles inmunológicos, adherirse a la pared vascular en un sitio distante, atravesarla, salir de los vasos, anidar en su nueva localización y modificar finalmente las condiciones del entorno de modo que le permitan la propia subsistencia.

Se comprende que el DLMV lo único que hace que podría favorecer este proceso es acelerar el flujo linfático. Pero el flujo linfático también se acelera con el ejercicio, y hasta con la respiración profunda. Con el mismo criterio con el que se contraindica el DLMV se debería contraindicar el ejercicio, o los suspiros.

Por otra parte existen situaciones en donde el tumor se halla en estadíos avanzados de diseminación y el DLMV no agrega nada al respecto, pero si provee confort, alivio, ayuda a calmar el dolor, mejora la constipación, en fin, provee calidad de vida a un paciente en periodo terminal. Así el DLMV forma parte integral de los cuidados paliativos de los pacientes.

Naturalmente no se hará un masaje al tumor. Eso no tiene sentido. Pero si una persona tiene indicación de DLMV por linfedema primario de sus piernas y desarrolla cáncer de mama, el cáncer de mama y su tratamiento no constituyen contraindicación para continuar el tratamiento del linfedema. Es habitual que uno no pueda optar sino por la mejor de dos opciones, ninguna de las cuales es la ideal. Por eso ante cualquier intervención debe sopesarse el beneficio esperado y el riesgo potencial. Esa consideración depende pura y exclusivamente del terapeuta. Depende de la correcta apreciación de la situación del paciente, del correcto análisis de beneficios y perjuicios y de la correcta intervención que se podrán obtener buenos resultados. Si cualquiera de estas tres condiciones fundamentales para el buen tratamiento de un paciente falla, sólo por casualidad se podrá obtener un buen resultado.

Por ello la diferencia entre el éxito y el fracaso terapéutico depende fundamentalmente de la calidad de formación del profesional tratante.


AUTOR: Dr. Ruy Martinez Allende
Certified Lymphotherapist Földi Klinik (Alemania). Director Médico del Curso Bienal de Rehabilitación Vascular (Representante del Método de Drenaje Linfático Manual Vodder para Latinoamérica).


Ver Noticias Científicas
 
TEMAS RELACIONADOS
No hay temas relacionados.






Sr. Profesional:
Ahora usted tiene la posibilidad de brindarnos sus opiniones y consultas a través de este medio. Consideramos su aporte muy valioso para continuar con el crecimiento de nuestra institución.
Por este motivo, rogamos que su intervención se mantenga siempre dentro de los parámetros del respeto y la tolerancia, ya que los comentarios que se publiquen serán moderados y monitoreados por un responsable designado por el Colegio. Ante cualquier duda puede comunicarse a: administracion@colegiokinesiologos.com