Fecha de Publicación: 14/08/2013 - Nombre de tema: NOTICIAS CIENTIFICAS.

MÉTODO PILATES: DESPEJANDO MITOS.
compartir en facebookcompartir en twitter



Este artículo pretende resolver algunas de las cuestiones que giran en torno al entendimiento y desarrollo del método Pilates en estos tiempos. Cada vez son más los estudios o centros que brindan un espacio para la enseñanza del método, en Rosario y resto del país.


El problema radica cuando se prioriza la conveniencia económica y la masificación por sobre la calidad, seguramente para aprovechar el “auge del momento”. Se pierden así la lógica, los principios y muchos aspectos básicos e imprescindibles de la esencia del método que Joseph Pilates creó a principios del siglo XX.

A la hora de decidir capacitarnos deberíamos elegir aquellas formaciones en donde lo primordial sea el respeto por el empeño de los maestros de aquel entonces. Hoy en día existe un sinnúmero de capacitaciones que solo “informan” pero no dedican su tiempo a “formar” y “formarse” como profesionales del cuerpo y el movimiento.

Mucho se escucha hablar de la conciencia corporal, uno de los principios del método, pero poco se entiende desde la vivencia; cuestión paradójica si hemos elegido una profesión en donde el cuerpo y el movimiento nos atraviesan en nuestro hacer. Podemos entender la biomecánica desde un libro pero ¿cuánto aprenderemos si sólo lo reducimos a eso? Como dice Enrique Pisani (Educador del Desarrollo del Movimiento Infantil y certificado en Laban/Bartenieff Movement Analyst, Body-Mind Centering): “Se aprende el 10 % de lo que se lee, el 20% de lo que se escucha y el 100 % de lo que se hace”.

Desde mi experiencia profesional y con el aval de una constante formación en el método en la escuela más prestigiosa de España y Argentina, intentaré aclarar y/o completar en forma breve algunas falsas creencias acerca del método Pilates.

- “Pilates sólo trabaja la flexibilidad”: los ejercicios fueron creados sistemáticamente para estirar y fortalecer la musculatura de todo el cuerpo y trabajarlo de una manera uniforme y precisa, evitando la repetición excesiva de los mismos. La musculatura se entrena isométrica, concéntrica y excéntricamente, en todas sus formas y de una manera global, logrando establecer el equilibrio muscular que alínea nuestros huesos. Se desarrolla la resistencia, la coordinación intra e intermuscular, el control del movimiento y la oposición.

- “Pilates trabaja sólo los abdominales”: Uno de los propósitos del método es la creación del Centro de fuerza, fortaleciendo los músculos del centro que estabilizan el torso y protegen la columna lumbar. El concepto básico del método es que una parte del cuerpo necesita estar estable para que otra se mueva. Estabilizando nuestro torso ofrecemos mejor dinámica de movimiento en las extremidades. Estabilidad no es dureza ni rigidez, sino correcta alineación. El centro de fuerza no sólo sostiene sino moviliza. El objetivo es el equilibrio muscular, no solo “trabajar los abdominales”.

- “Pilates se hace sólo en máquinas”: Joseph impartía sus clases uno a uno y con sus alumnos en el suelo y luego, a través de las máquinas, reforzaba el trabajo logrado. Al ser un entrenamiento integral necesitamos del suelo (MAT) y de las máquinas. Como las máquinas refuerzan el trabajo del suelo es un gravísimo error subir a un alumno a una máquina con muelles de diferentes tensiones si la musculatura no está lo suficientemente entrenada para sostener y movilizar el peso de su propio cuerpo. Como profesionales tenemos que conocer estas cuestiones, observar más a los alumnos y sobre todo entrenarnos nosotros mismos para entender lo difícil que resulta estabilizarnos cuando estamos sobre una máquina….¡y en el suelo! Entiendo que muchas veces el dinero es la prioridad de muchos y comprar Reformers parece ser la solución a nuestros problemas de bolsillo, pero en definitiva la coherencia, la honestidad en nuestro trabajo y el cuidado de las personas que desconocen tienen más peso que algunos billetes.

- “El Reformer es la mejor máquina”: mal llamada “cama” o “camilla” el Reformer fue creado por Joseph para desafiar al alumno entrenado luego de su secuencia en suelo. Joseph creó muchas máquinas y cada una se encarga de reforzar de distintas maneras la musculatura estabilizadora y dinámica aportando mayor desafío y diferentes recursos para alinear el cuerpo desde el movimiento conciente.

- “Pilates adelgaza”: Pilates desarrolla el cuerpo de una forma armónica y estiliza, corrige los hábitos posturales incorrectos, aumenta la flexibilidad, nos hace sentir mejor, nos pone fuertes, pero si sólo caemos en la tentación de vender el método para adelgazar estamos en un camino equivocado. El objetivo es crear conciencia, promover bienestar y salud, desarrollar un estado de introyección donde la persona logre aceptar sus cualidades y mejorar su autoestima.

- “Pilates no es aeróbico”: Es una actividad sumamente aeróbica ya que cada nivel aporta innumerables cambios de ritmo, velocidad e intensidad en la respiración coordinada con el movimiento.

- “Pilates es para mujeres y es un entrenamiento liviano”: Joseph entrenaba a hombres, mujeres, soldados, ex combatientes, deportistas, bailarines, sedentarios, jóvenes y adultos. El método se adapta a la persona y no al revés. Tiene distintos niveles: básico, intermedio y avanzado (y súper avanzado) tanto en suelo como en máquinas, y se puede planificar la sesión de entrenamiento acorde a las necesidades de cada uno. Los primeros niveles aportan más superficie de apoyo en el piso y los niveles más avanzados desafían al alumno con menos apoyos para reforzar el “Centro de fuerza”.

- “Pilates es para rehabilitar lesiones”: a veces se confunde un método que es de entrenamiento con una técnica para rehabilitar. Si convocamos a nuestro sentido común sabremos que entrenando el movimiento conciente muchas lesiones logran evitarse o recuperarse más eficazmente. Joseph no era rehabilitador, era entrenador y atleta. No sólo se confunden estos principios sino que se lo utiliza para promocionar cursos que tienen que ver con la rehabilitación. “Pilates y rehabilitación”, “Pilates Fitness”, “Pilates Reformer”, “Pilates y rodillas”, “Pilates y hombros”, “Pilatango”, y una lista sin fin de creaciones meramente personales que nada tienen que ver con JP. El método es uno solo y se llama “Pilates” en honor a su creador. Al ofrecer todas las herramientas que un profesor puede necesitar no existe la necesidad de inventar nada. Quien caiga en la tentación de crear alguna secuencia de ejercicios que no corresponden a la tabla clásica de Joseph Pilates debería registrar su nueva creación con su apellido personal.

- “Pilates es como el Yoga”: el yoga es una disciplina milenaria que aporta muchos beneficios pero su práctica está basada en el desarrollo de “asanas” o posturas estables, de una manera secuencial, con desafíos y variantes, pero que nada tienen que ver con el método Pilates. En éste, las secuencias de ejercicios son fluidas, continuas y coreografiadas. Joseph practicaba Yoga, y es por eso que hay ciertos ejercicios que se asemejan a alguna “asana” del yoga, pero son dos entrenamientos claramente diferentes. En Pilates no existen movimientos aislados o estáticos, sino que se sigue el fluir natural del cuerpo.

Ningún título de ninguna profesión de la salud es 100 % garantía de que somos idóneos en todos los ámbitos. Nuestra búsqueda personal, la trayectoria corporal y la experiencia transitada desde el movimiento nos aportan más herramientas para transmitir salud y bienestar a otras personas, reflejando mayor credibilidad en nuestro desempeño como profesionales de la salud. No hay técnica o método más global o perfecto que nos garantice experiencia si no ponemos la voluntad en vivenciarlo con nuestro cuerpo.

Como kinesiólogos debemos reconocer que a través del movimiento se aprende y se forma, mas allá de la información que tengamos en nuestro haber, las horas de estudio frente a un libro y los diplomas que hayamos recibido.

He intentado resaltar aquellas creencias que están más instaladas socialmente pero no dejan de ser interminables las dudas que despierta esta disciplina. Este artículo es un breve intento para aportar claridad, criterio y defender aquellas formaciones que enseñan con seriedad y respeto.



Lic. Yuquerí Palmioli - Mat 692.

Kinesióloga con orientación en Reeducación postural y del movimiento.

- Formación en el Método Pilates (Escuela de Movimiento Pilates dirigida por Gabriela Solini - Madrid - Estudio Gabriela Morales, Rosario) Nivel Básico, Intermedio y Avanzado en suelo y máquinas (Reformer, Cadillac, High chair, Wunda Chair y Torres Nivel I y II). Cursos complementarios de escoliosis, arco, pelotas, bandas elásticas, aros.
- Docente adjunta, Cátedra deporte III en UAI e Instructora y profesora en Hatha Yoga.
- Formación en “Fundamentos del movimiento humano” con Enrique Pisani (Body Mind Centering/Laban).



Ver Noticias Científicas
 
TEMAS RELACIONADOS
No hay temas relacionados.






Sr. Profesional:
Ahora usted tiene la posibilidad de brindarnos sus opiniones y consultas a través de este medio. Consideramos su aporte muy valioso para continuar con el crecimiento de nuestra institución.
Por este motivo, rogamos que su intervención se mantenga siempre dentro de los parámetros del respeto y la tolerancia, ya que los comentarios que se publiquen serán moderados y monitoreados por un responsable designado por el Colegio. Ante cualquier duda puede comunicarse a: administracion@colegiokinesiologos.com